jueves, 6 de octubre de 2011

Historia de Baja California


Descubrimiento de la Península de Baja California.
Se dice que el primero que tuvo noción de esta península, sin él mismo saberlo fue Cristobal Colón, ya que se hablaba de una isla fantástica habitada sólo por mujeres, por lo que, segun la leyenda, se relacionaba con Calafia, reina mitológica de las amazonas, nombre del cual se cree que puede provenir California.
Continúa así por espacio de 250 años aproximadamente hasta que es descubierta por Fetún Jiménez y luego por Hernán Cortés, quien no la relaciona con la isla a la que se refería Colón y bautiza al golfo con el nombre de Mar de Cortés, y a la Paz, con el nombre de "Puerto y Valle de la Santa Cruz", por haber desembarcado en ella el 3 de mayo de 1535.
El 17 de Septiembre de 1542, el Capitán Juan Rodríguez Cabrillo toma una nave y avanza mar arriba y descubre por primera vez el Puerto de Ensenada, al que inicialmente llamó "San Mateo". Tomo posesión en nombre del Emperador de España, y envió a uno de sus oficiales a explorar la región en busca de datos, para constancia del descubrimiento.
En esta expedición fueron encontrados ciertos habitantes que constrastaban enormemente con los indígenas del centro del país, ya que eran altos, esbeltos y de gran fortaleza física, que se autodenominaban Cochimíes, que significa "Hombres del Norte", habitaban en una región próxima, que actualmente se conoce como "Ejido Sánchez Taboada" (Maneadero). Vivían sencillamente, en chozas de barro y ramas. En estas condiciones, los españoles resultarón algo extraordinario por su físico, vestimenta, lengua y demás detalles totalmente desconocidos para ellos, como lo eran las naves de la cuales desembarcaron, considerándolos casi dioses. Según Rodríguez Cabrillo, los indígenas alcanzaban un número apróximado de cinco mil en la región hasta entonces vista por ellos.
Casi 60 años después, El Capitán Sebatían Vizcaíno, con fama de aventurero, remontó la larga península de las Californias, no dejando ninguna bahía, caleta o ancón sin tocar; dió el nombre a la bahía de Ballenas, localizada frente a la Isla de Cedros, por la peculiaridad de ser ahí donde las ballenas acuden a procrear; continuando hacia el norte encuentra la Ensenada de San Mateo. En virtud de no encontrar algunas de las variantes que Cabrillo señalaba en su carta, decidió dar un nuevo nombre a la enorme rada y la llamo Bahía de Todos Santos, por haber llegado el 1o. de Noviembre de 1602. Es probable que haya desembarcado en lugar diferente de Cabrillo, ya que en sus cartas no menciona la existencia de habitantes indigenas.
A pesar de que fueron muchos los aventureros que trataron,fallidamente, de conquistar Las californias, un grupo de nobles misioneros Jesuitas, Franciscanos y Dominicos, quienes logran algo positivo en los indígenas de la región, al introducir su doctrina, enseñanzas prácticas de agricultura y ganadería, y la construcción de misiones, con el fín de atraerlos y formar núcleos de población alrrededor de las mismas.
Colonización de la Península de Baja California.
Los jesuitas permanecieron allí hasta 1798; su labor fué quízas la más positiva, ya que levantaron 18 misiones desde San José del Cabo, al Sur, hasta Santa María, al Norte; la primera fue la Misión de Loreto, Madre y Cabeza de todas la misiones de las Californias, fundada por el Padre Juan María Salvatierra, quien, al enterarse por el Padre Kino de las condiciones infrahumanas en que vivían los indios californianos, decidió con él, dedicar su vida a cristianizar la región. La segunda fue la Misión de San Francisco Javier, fundada por el Padre Miguel del Barco y cuya misión civilizadora la continuó el Padre Juan de Ugarte, todos Jesuitas.
Su obra es más encomiable, pues tuvieron que enfrentarse a una serie de contratiempos como la falta de barcos, provisiones y recursos económicos, y lo salvaje de las tribus indígenas : Los pericúes al Sur, los Guaycuras en la región de la Paz, y los Cochimíes al Norte.
Entre estos grupos había gandes diferencias : Los del Norte eran más sabios y menos perezosos, practicaban la monogamia y, únicamente en determinada fecha, la poligamia, siendo esto severamente castigado en días comunes. Tenían espíritus imprecisos y había hombres que se atribuían poderes sacerdotales y hechiceros, que curaban mediante la succión de los malos espíritus por un tubo pegado a los labios. Adoraban y Temian al león. Los Jesuitas estudiaron las pocas tierras laborables para encontrar los culitivos adecuados y se dieron cuenta de que, en la Baja California, los grandes cultivos del Mediterráneo, como la vid, el olivo, la higuera y la datilera, encontraban un ambiente más propicio que en ciertos lugares del mediterraneo, impulsándose su cultivo en San Ignacio Cadenamán, creándose verdaderos bosques.
Sin embargo, pese a esta maravillosa obra, por orden del Rey Carlos II de España, los 17 misioneros Jesuitas fueron expulsados, dejando pendiente el trabajo hasta la llegada de los Franciscanos, encabezados por Fray Junípero Serra. Su obra notable se concentró en la Alta California, donde construyeron grandes Misiones; en la Baja California fue casi nula y su expedición se redujo hasta el paralelo 30.0, donde fundaron la Misión de San Fernando de Velicata, construída de adobe.
Posteriormente, llegaron los Frailes Dominicos y se sabe que usaron a los aborígenes como guías en la búsqueda de vetas de oro y plata.
La primera Misión que fundaron fue la de El Rosario, en 1774, antiguamente llamada Viñaraco, en la que ejerció como misionero el Padre Francisco Galisteo. El 30 de agosto de 1775 fue fundada la Misión de Santo Domingo por los Padres Manuel García y Miguel Hidalgo en el arroyo del mismo nombre, que baja de la Siera de San Pedro Mártir al Norte de San Quintín. En octubre de 1780 fundaron la Misión de San Vicente Ferrer, los Padres Hidalgo y Joaquín Valero, quienes también fundaron la Misión de Santo Tómas en 1797 y 1799; fue el año en que se construyó una Capila en San Telmo, de la que hoy en dia sólo quedan vestigios ruinosos.




Categorías Políticas
Conforme a la división antigua de la Nueva España, se consideró al territorio actual de ambos estados (Baja California y Baja California Sur) como provincia de la Vieja California, hasta el 22 de agosto de 1776, en que pasó bajo el control de la Comandancia y Capitanía General de las Provincias Internas. Ésta se dividió después en tres mandos, quedando las dos Californias (la Vieja y la Nueva o Alta) en la juridiscción del tercero; y cuando aquéllos se redujeron a dos, éstas pasaron a depender de la Comandancia General de la Provincias Internas de Occidente. En 1792 volvieron al dominio directo del virrey y así continuaron hasta la independencia.

La Ley de Bases para la convocatoria al Congreso Constituyente, del 17 de noviembre de 1821, consideró como una de las partes del Imperio Mexicano a la provincia de las Californias; y en la nueva Ley de Bases del 17 de junio de 1823, ya se distinguio entre las dos entidades, la Alta y la Baja. El Acta Constitutiva de la Federación, del 31 de enero de 1824, mencionó el Territorio Federal de las Californias, pero la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos del 4 de octubre siguiente consagró la existencia de dos territorios.
Implantado el régimen centralista, la Ley de Bases del 23 de octubre de 1835 las consideró como entidades aparte; pero la sexta de las Siete Leyes Constitucionales, del 30 de diciembre de 1836, las reunió en el departamento de las Californias, que en virtud de las Bases de Organización Política del 13 de junio de 1843 fue administrado "con sujeción más inmediata al gobierno central".
Al triunfo del federalismo, el 22 de agosto de 1846, el departamento se convirtió en estado de las Californias, aunque por breve tiempo, pues el 18 de mayo de 1847, al expedirse el Acta de Reformas Constitucionales, se crearon otra vez dos territorios. El de la Alta se perdió a consecuencia de la guerra contra los Estados Unidos, según consta en el Tratado de Paz del 2 de febrero de 1848, y el de la Baja subsistió hasta el 7 de febrero de 1931.
Durante la Guerra de los Tres Años y la Intervención Francesa, los gobiernos conservador e imperial le dierón la denominación de departamento. La entidad fue dividida en dos partes (Norte y Sur), a cargo de jefes políticos, el 12 de abril de 1849, aumentando a tres en tiempos del presidente Lerdo de Tejada. El 14 de diciembre de 1887, los partidos se convirtierón en distritos, y el 20 de junio de 1917, los jefes políticos, en gobernadores. Las reformas a la Constitución por las cuales se crearon los territorios de Baja California Norte y Baja California Sur, se aprobaron por el Congreso de la Unión y las legislaturas locales el 30 de diciembre de 1930, y se publicaron en el Diario Oficial el 7 de febrero siguiente. El Estado de Baja California fue erigido el 16 de enero de 1952, y el Estado de Baja California Sur, el 24 de octubre de 1974.


Semblanza Histórica del gobierno de Baja California
El 1o. de Enero de 1867 se crea el Partido Norte de la Baja California, en Santo Tómas. Al descubrirse oro en Real del Castillo en 1872, hubo tal afluencia de gente, que se trasladó el Gobierno a dicho mineral. Al decaer la explotación en 1882, pasa a Ensenada, designándose Sub-Prefecto a Antonio Jáuregui. Así Ensenada, a pesar de ser una especie de rancho con unas cuantas casa de adobe y chozas, llega a convertirse en sede del Gobierno del Partido Norte.
En 1910, bajo la influencia del Partido Liberal Mexicano, dirigido desde Los Angeles por Ricardo y Enrique Flores Magón, Baja California se une a la Revolución Maderista y, debido a los numerosos extranjeros que había en sus filas, se les tacha de filibusteros por los porfiristas, quienes afirmaban que los magonistas querían entregar este Territorio a E.U.A.
El 29 de Enero de 1911, José María Leyva toma el poblado de Mexicali con 17 hombres, los que luego aumenta a 125. El 15 de Febrero, el Coronel Federal Celso de la Vega, con 95 soldados de línea y 60 voluntarios, ataca y es derrotado, por lo que se dedica a propalar la versión del filibusterismo, haciendo que numerosos bajacalifornianos se unieran a los federales.
El 12 de Marzo de 1922, el liberal Luis Rodríguez toma Tecate y es batido y aniquilado por el Capitán Mendieta. José Ma. Leyva trató de rechazarlo y también fue obligado a retirarse. El 8 de Abril, los Magonistas al mando de William Stanley y Adrián López, con 87 hombres luchan contra 500 soldados, retirándose los primeros a Mexicali; Simón Barthold trata de tomar Ensenada, pero es derrotado por el Coronel Vega en una emboscada, donde perece. En Mayo, Madero con Villa y Pascual Orozco, toman Ciudad Juárez, con lo que se determina el triunfo de la Revolución, pero los magonistas no respetan el armisticio y siguen luchando, tratando de imponer sus ideas y no el cambio de hombres que pregonaban; apoderándose de Tijuana el 9 de Mayo de 1911, decidiendo el Presidente Interino León de la Barra, enviar a 1500 hombres desde Chihuahua contra ellos; esta amenaza los obliga a deponer las armas en Mexicali.
El 29 de julio, en susbtitución del Coronel Vega, es nombrado Jefe Político el General Manuel Gordillo Escudero, quien entrega el puesto al Ingeniero José Espinoza Ayala, cuando el Distrito de Ensenada, por elección popular forma su Primer Ayuntamiento. Al subir al poder Victoriano Huerta nombra a Miguel V. Goméz Jefe Político del Territorio Norte; lo substituye en octubre de 1913 el General Francisco N. Vázquez, quien es eliminado por un cuartelazo dirigido por el Coronel Fortunato Tenorio, Jefe de Artillería de Ensenada, en agosto de 1914.
La Convención de Aguascalientes designa al Coronel Estaban Cantú como jefe político del territorio;, quien se caractertiza por su afán de progreso al construir escuelas, caminos y promover el aumento de la población.
Este gobernante se sostiene hasta 1920 en que, ante el asesinato de Carranza en Tlaxcalantongo, se rebela contra el Presidente Adolfo de la Huerta, quien envía a la península a un contingente de 5000 hombres al mando del Gral. Abelardo L. Rodríguez. Cantú renunció sin combatir, entregando el Distrito Norte al Delegado de Huerta, Luis M. Salazar; posteriormente pasa el gobierno al Ing. Manuel Balarezo el 29 de septiembre de 1921. El siguiente año lo substituye el Gral. Inocente Lugo y, a fines de octubre, sube al poder el Gral. Abelardo L. Rodríguez.
Por la misma época entra en vigor en E.U.A. la "Ley Seca", lo que provoca la afluencia de visitantes de ese país a nuestra frontera en busca de diversiones. Con estos ingresos se inició el desarrollo económico.
Afines de 1929 renunció el Gral. Abelardo L. Rodríguez y los gobernantes subsecuentes no pudieron sostener el ritmo de progreso que él había iniciado; la derogación de la "Ley Seca" provocó la reducción de visitantes y poco después estalla la terrible depresión económica de los 1930's.


El 23 de Enero de 1937, el Gral. Lázaro Cárdenaz del Rio inicia la Reforma Agraria en Mexicali al entregar 100,000 Haciendas a 5,000 campesinos, quienes formaron 44 ejidos, era entonces Gobernador el Tte. Cor. Rodolfo Sánchez Taboada; de 1940 a 1948 se construye el ferrocarril Sonora-Baja California, que la une definitivamente al resto del país.
El 7 de febrero de 1931, entra en vigor la reforma constitucional que divide a la península en 2 Territorios Federales por el paralelo 28.0 Norte.En 1933, siendo Presidente de México el Gral. Rodríguez, se concedió a las ciudades de Mexicali, Tijuana y Ensenada, la franquicia aduanal como Perímetro Libre, privilegio que a partir de 1937 se extiende a toda la península.
Posteriormente, un grupo de antiguos residentes de Baja California formaron una Comisión Legislativa para redactar la Constitución Política del Territotio de Baja California Norte, la que se publica oficialmente el 15 de agosto de 1950.
Finalmente, al llenar los requisitos demográficos y económicos que le permitían cumplir los compromisos gubernamentales, el 16 de Enero de 1952 es publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto del Congreso de la Unión, mediante el cual comunica la creación del Estado Libre y Soberano de la Baja California.

 bibliografia : 
http://www.cicese.mx/mexico/bc/historia/historia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada